Programas de intervención



En clase realizamos el análisis de dos programas de intervención diferentes, estos programas eran de prevención. La prevención es muy importante porque si se lleva a cabo pueden evitarse que se den ciertas conductas.

Un programa de prevencion debe de constar con los siguientes apartados
  • Análisis del contexto.
  • Planificación del programa.
  • Diseño del programa.
  • Ejecución del programa.
  • Evaluación del programa.
  • Financiación del programa.


A partir de estos apartados comparamos los dos programas. El primer programa era 
para la prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria y el segundo era un plan de prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato. El análisis que hicimos fue el siguiente:

Programas de prevención


View more documents from vallesara.



A partir de este análisis reflexionamos sobre los diferentes apartados, sobre lo que recoge y lo que le falta a cada uno de ellos. Nuestras reflexiones fueron:


  • Análisis del contexto
En el Programa para la prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria, podemos observar que está destinado a los alumnos de 1º y 2º de secundaria de Comunidades Autónomas, e incluso de otros países de la Unión Europea. Como podemos ver, especifica poco sobre las necesidades del contexto que originan la intervención.

Nosotras pensamos que el tabaco es un tema que se conoce, y hay investigaciones que nos dicen que el aumento del consumo del tabaco en menores está aumentando con los años, entonces, por este motivo, no se realiza un análisis específico de las necesidades de las diferentes comunidades, porque es un tema muy general que se da en diferentes contextos sociales, culturales... No obstante, creemos que este análisis previo de las necesidades del contexto es imprescindible. Depende del contexto donde nos desenvolvamos, aplicaremos un programa u otro.

En el Plan de Prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato, podemos ver que el programa surge de la necesidad de prevenir el absentismo escolar al haberse observado las necesidades del contexto, donde hay alumnos en riesgo y las características de las diferentes familias, contextos, de dichos alumnos, siendo los destinatarios los mimos menores no escolarizados y escolarizados con asistencia irregular a los centros y menores bajo sospecha de abandono y malos tratos de los que se han identificado sus necesidades. Estos alumnos pertenecen a unas zonas de determinadas de la Comunidad de Madrid. Antes de llevar a cabo el plan de prevención, se dirigirá un análisis específico de los alumnos en riesgo.
Tras este análisis, creemos que cuando un programa está destinado a unas personas en concreto y se ha analizado e identificado sus necesidades, es más efectivo plantear el programa de una manera más específica, adaptándolo a las circunstancias de cada persona. Depende del objetivo que persiga cada programa, el trabajo de análisis será diferente. Sin embargo, creemos que es imprescindible saber dónde, con quién y cómo son las personas con las que voy a trabajar dicho programa de prevención.

  • Planificación del programa
Dentro de este punto, se analizarán los siguientes aspectos:
  1. Áreas de situación del programa.
  2. Posibles agentes de Intervención.
  3. Marco teórico.
  4. Desarrollo de un modelo del programa.
  5. Metas del programa.
  6. Logros esperados.
  7. Evaluación inicial.
  8. Establecimiento de prioridades.
En el Programa para la prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria, se platean la meta de evitar o disminuir la edad de inicio de consumo del tabaco, dando prioridad a una serie de circunstancias de apoyo mutuo, recompensa y voluntad para no iniciarlo. Sin embargo, falta el análisis de muchos de los aspectos que se deberían trabajar en este punto.

Respecto al Plan de Prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato, se concretan más los lugares donde se va a trabajar el plan, los agentes que lo van a llevar a cabo y así mismo la meta y prioridad que el plan quiere conseguir. 



Podemos observar que en ambos programas faltan varios aspectos, que son importantes tener claro antes de iniciar el diseño de un programa de prevención. Lo primero, es saber cuál es el objetivo general que quiero conseguir con el plan de prevención después de analizar el contexto. Es necesario fundamentar en un marco teórico el programa, y analizar los diferentes modelos de programas que hayan sido utilizados, analizando los resultados y comparando las estrategias que se han utilizado. A continuación, ver cuáles han sido las más efectivas y las que más se ajustan a las necesidades de nuestro contexto, para ayudarnos y guiarnos en el diseño de nuestro programa. 
Es imprescindible conocer exactamente los centros, en que situaciones y a quien va aplicar el programa de prevención, para después poder especificar las metas, los logros y las prioridades que quiero alcanzar, teniendo claro siempre nuestro objetivo general. 
También hay que añadir la necesidad de conocer a través de la evaluación inicial como está la situación de los alumnos tanto en el caso del consumo de tabaco, como en el de absentismo, para partir así desde ese punto y luego poder diseñar el programa.

  • Diseño del programa 
En el diseño del programa, hay que tener en cuenta los siguientes apartados: 
  1. Especificación de los objetivos. 
  2. Planificar actividades.
  3. Estrategias de intervención.
  4. Recursos humanos y materiales.
  5. Selección y organización de estos recursos.
  6. Implicación de elementos al programa y la formación.
En ambos programas, se especifican tanto los objetivos como las actividades que se van a llevar a cabo. En el Programa para la

 prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria, se especifican los recursos humanos y materiales con los que contarán para el desarrollo del programa. Sin embargo, en el Plan de prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato, se especifican los diferentes agentes que intervienen en cada uno.


El resto de puntos que no están incluidos, al igual que los que están incluidos, son imprescindibles para conseguir los objetivos que se quieren llevar a cabo. Es necesario saber qué van a alcanzar con las actividades que se van a desarrollar, así como las estrategias de intervención, los recursos (materiales y humanos), la organización y selección según las necesidades de los destinatarios. Todas ellas, adecuándolas a las necesidades de las diferentes actividades que se planteen a lo largo del programa, así como la formación e implicación de los profesionales que en ella intervengan, de los que dependerá el buen resultado del mismo.


  • Ejecución del programa
Los aspectos que se analizarán en este punto son:
  1. Temporalización.
  2. Especificación de los objetivos.
  3. Seguimiento de las actividades.
  4. Logística necesaria.
  5. Relaciones públicas.
Como en puntos anteriores, vemos que la ejecución está incompleta en ambos programas. En el Programa para la prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria, solo se especifica la temporalización general del programa, sin centrarse en las actividades que se llevarán a cabo dentro de cada sesión. Sin embargo, estas programaciones suelen ser flexibles. En el Plan de prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato, se especifican de una forma más concreta los objetivos. 

En ambos, falta una temporalización más específica, unos objetivos más concretos en referencia a esa temporalización y un desarrollo del diseño  del seguimiento de las diferentes actividades. Todo esto, nos ayudará a llevar a cabo una evaluación continua del proceso, y a tomar decisiones que sean necesarias en el momento de la ejecución del programa, priorizando unas actividades e intervenir en los puntos que se vean necesarios, adaptándolos a las demandas de los destinatarios. 

Es importante que cuando se ejecute el programa, dependiendo de las características del mismo, se deba hacer una promoción y hacer que los destinatarios conozcan la existencia del programa. Esta publicidad del programa, deberá tener unas características determinadas, adecuada al contexto.

  • Evaluación del programa
Los apartados que se encuentran dentro de la evaluación son los siguientes:
  1. Cuestiones a contestar por la evaluación.
  2. Diseño de la evaluación.
  3. Instrumentos y estrategias.
  4. Puntos de toma de decisión.
  5. Técnicas de análisis de los datos de evaluación.
  6. Comunicación de la evaluación.
Todos los apartados de los programas de prevención o intervención son imprescindibles. Sin embargo, el apartado de evaluación es especialmente importante, puesto que nos va a dar y ofrecer la información necesaria acerca de los diferentes puntos y procesos que vayan transcurriendo a lo largo de la ejecución de los mismos.

La evaluación debe empezar antes de la ejecución del programa, para analizar la situación de partida de los destinatarios, sus contextos y su situación respecto al objetivo que se persigue. También, después del proceso se analizarán los progresos o aspectos en los que hay que reforzar, las carencias de lo programado, la demanda específica de los destinatarios, etc. Por último, el resultado global del mismo, analizando los recursos, la organización, las carencias de conocimiento de los profesores...que se deberían haber subsanado durante el proceso.

Esta evaluación, nos ayuda en un futuro, puesto que si hemos cometido una serie de errores, nos daremos cuenta antes de que se produzca o les pondremos rápida solución cuando se detecten.

Por todo esto, nos extraña bastante la poca información que hay en los dos programas acerca de este punto.

  • Financiación del programa
A la hora de analizar todos los aspectos de la financiación del programa, nos encontramos con los siguientes puntos:
  1. Personal.
  2. Material.
  3. Fuentes de financiación.
En el Programa para la prevención del tabaquismo en centros de Educación Secundaria, se tiene en cuenta el personal que se va a utilizar y el material didáctico que se va a utilizar. En cambio, en el Plan de prevención y control del absentismo escolar y de situaciones de riesgo y maltrato, no encontramos ninguna información.  

Los aspectos financieros son muy importantes para saber con qué recursos podemos contar en cada momento para realizar las actividades y pagar los diferentes gastos que pueden surgir. Todo ello, tienen que llevarse bajo una buena gestión, y así administrar de manera equitativa los recursos económicos para las diferentes actividades. 

Como hemos podido observar, a ambos programas de prevención les faltan bastantes puntos y aspectos a especificar que son imprescindibles para el desarrollo de este tipo de programa. Después de observar y analizar estos apartados, creemos crucial que en el futuro como psicopedagogos, donde tendremos que realizar programas de estas características, analicemos nuestros programas basándonos en estos puntos, para que sean lo más global posible y se adecue a las necesidades de los destinatacios, controlando todos los aspectos que en los programas intervienen y así poder asegurarnos de la buena ejecución y los buenos resultados del mismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada